Manten tus anteojos en perfectas condiciones, limpiándolos adecuadamente.




Por si no lo sabías:

Un consejo para evitar el Síndrome Visual Informático:

Si pasas varias horas al día frente a pantallas digitales y usas anteojos, escoge los tuyos con tratamientos con antirreflejo o filtros para la luz azul.

Protege tus ojos de los dañinos rayos uv y luz azul.

El tratamiento Antireflex, como su nombre lo indica, evita que los reflejos provenientes de las fuentes luminosas, pantallas de dispositivos electrónicos o fuentes de luz, se proyecten sobre la superficie de las lunas de nuestros lentes creando esta especie de espejo en los cristales. A continuación te mencionamos algunos de los beneficios que este tratamiento trae a nuestra visión. 

Reducen el cansancio visual:

Esto se debe a que unos lentes tratados con Antireflex permiten el paso de la luz hasta en un 99% lo que significa menos esfuerzo de nuestros ojos al momento de leer porque cuentan con una iluminación adecuada en todo momento. Además, este tratamiento asegura una transparencia máxima de los cristales.

Cabe resaltar que el tratamiento debe ser aplicado por ambos lados de las lunas puesto que para las personas que trabajan en oficinas los estímulos luminosos pueden venir de todas direcciones a través de las pantallas, dispositivos electrónicos, tv, smartphones y otros. Con Antireflex se reduce el daño directo e indirecto proveniente de distintas direcciones.  

Visión con mayor nitidez durante la noche:

Bajo condiciones de baja luminosidad, el tratamiento Antireflex también resulta altamente efectivo, ya que evita el deslumbramiento producido por el reflejo de las luces de los autos que vienen en sentido contrario. También mejora el contraste resaltando los colores.

Resalta el brillo de tus ojos no de las luces:

El tratamiento Antireflex permite que resalten tus ojos debido a que elimina el reflejo de las luces exteriores haciendo que los protagonistas sean ellos. Sigue deslumbrando con tus ojos y no con el brillo de tus lunas. Este tratamiento además de ser beneficioso para tu salud visual es también más estético.

Lentes mucho mas fáciles de limpiar:

Debido a que el tratamiento Antireflex permite repeler el polvo, la grasa y el agua hace que estos sean mucho más fáciles de limpiar y que te duren limpios por mucho mas tiempo. Como si fuera poco, el Antireflex hace que tus lentes sean más resistente a los rayones y golpes.

Si deseas conocer mas acerca de la tecnología Antireflex acércate a cualquiera de nuestras tiendas o agenda una cita con nuestros asesores para conocer mas bondades del tratamiento AntiReflex.

Escoge tu armazón óptico o anteojo de sol, de acuerdo a la forma de tu cara.

5 recomendaciones para cuidar nuestra salud visual:

1. Mira lo que comes.  Según los especialistas las vitaminas A y C, así como el magnesio, son básicas para el cuidado de nuestros ojos. La vitamina A por ejemplo permite que las células de nuestra visión trabajen de modo saludable manteniéndose fuertes y saludables.

2. Protégete del sol.  Usa regularmente anteojos de sol. Las radiaciones solares dañan gravemente nuestros ojos, nuestra retina, pudiéndonos ocasionar incluso cataratas.


3. No expongas tus ojos a largas horas frente al tv o computador

Lo ideal es tener tu ordenador a una distancia de 50 centímetros y de manera lineal, de este modo el ojo no tiene que acomodarse tanto.  Recuerda además la técnica del 20/20. Por cada veinte minutos que pases ante tu ordenador, debes descansar la vista 20 segundos.

4. Hidrata tus ojos

Nuestros ojos, al igual que nuestra piel, necesitan de cierta humedad para mantener su equilibrio. De ahí que sea necesario humidificarlos de vez en cuando y más si sueles padecer de cierta sensibilidad en ellos o si sueles tenerlos secos. Debes llevar contigo lágrimas artificiales o gotas recetadas por tu Oftalmólogo.

5. Examínate con regularidad

Al menos una vez al año, debes visitar a un especialista. En ocasiones podemos estar sufriendo una lesión o un problema del que no somos conscientes y que, poco a poco, van dañando nuestra vista. Es necesario que revises la graduación de tus anteojos en caso de ser usuario, para asegurarte que tu miopía, por ejemplo, no haya subido.